La preservación de la fertilidad, también conocida como la congelación de óvulos u ovocitos, es un tema muy candente en estos días. A medida que las mujeres toman las riendas de su planificación familiar futura en una búsqueda para vivir sus mejores vidas y tener opciones disponibles … es importante separar los hechos o realidades de la ficción. Sergio Oehninger, MD, PhD del Instituto Sher Nueva York en Manhattan, Nueva York comparte información pertinente sobre la congelación de huevos para ayudar a diferenciar los dos.

REALIDAD: Cuanto más joven, mejor

Según Sergio Oehninger, MD, PhD, no hace falta decir que cuanto antes se congelen los óvulos, mejor será el resultado. Idealmente, tomar medidas para preservar la fertilidad a los 20 años cuando tus óvulos son más jóvenes aumentará las posibilidades de éxito de conseguir embarazo en el futuro. Esto no significa en absoluto que la puerta se cierre para ti una vez que entres a los 30 años. Solo significa que cuanto más joven, mejor.

FICCIÓN: la congelación de óvulos garantiza un embarazo

Al igual que con las relaciones sexuales … no hay garantías de que congelar los óvulos conduzca a un embarazo exitoso al final del día. Mientras congeles todos los óvulos maduros que se puedan en uno o más ciclos de estimulación y recuperación, no es definitivo que esos óvulos sean realmente viables. Esto es algo que no sabrás hasta que decidas usarlos. Investigue y hable con Instituto Sher Nueva York sobre las tasas de éxito.

REALIDAD: Es un procedimiento bastante sencillo

Un ciclo de estimulación ovárica y recuperación de óvulos lleva solo dos semanas, por lo que el compromiso de tiempo no es terriblemente largo. Las inyecciones hormonales se requieren diariamente, pero se administran con una aguja muy pequeña que la mayoría de las mujeres ni siquiera pueden sentir. Deberá hacer aproximadamente cuatro visitas a la clínica para realizar ecografías, análisis de sangre y recuperación de óvulos. El procedimiento se realiza bajo sedación intravenosa moderada y no es doloroso. Los efectos secundarios son infrecuentes para este procedimiento.

FICCIÓN: congelar los óvulos ahora podría reducir la fertilidad futura

Muchas mujeres asumen erróneamente que congelar óvulos una o dos veces significa que potencialmente están disminuyendo la cantidad de óvulos disponibles para futuros embarazos. Esto no podría estar más lejos de la verdad. De hecho, los óvulos recuperados no se habrían utilizado de todos modos. Cada mes, se estima que las mujeres pueden perder cientos de óvulos a medida que envejecen, por lo que colectar algunos no hará daño a nada.

La preservación de la fertilidad es una opción en crecimiento para muchas mujeres, por lo que es importante poder concentrarse en los hechos y realidades para tomar una decisión informada. Si está considerando este camino para su futura familia, comuníquese con Instituto Sher Nueva York- (646) 792-7476 – para hablar sobre el proceso y comenzar.

 

  • El doctor Sergio Oehninger, especialista en infertilidad en Sher Fertility Institute Nueva York.  Tres décadas de experiencia en infertilidad y IVF, atención personal y dedicada, fluidez en inglés y español.