Primero, calmemos tu mente. Técnicamente, no hay un límite de edad específico para el tratamiento de fertilidad, pero una buena regla general es simplemente buscar una evaluación de tu fertilidad si se percibe alguna dificultad. Se sabe que la fertilidad femenina disminuye lentamente hasta la edad de 35 años. Después de los 35 años, la fertilidad femenina disminuye más rápidamente aún. Mientras que los hombres a lo largo de su vida continúan produciendo esperma, las mujeres nacen con la cantidad total de óvulos y no producen más a lo largo de su vida. Este es el concepto subyacente de la reserva ovárica.

Con el uso de Tecnologías de Reproducción Asistida (ART, por sus siglas en inglés), como la fertilización in vitro (FIV) y la congelación electiva de óvulos, las mujeres pueden concebir y tener bebés con éxito incluso después de las limitaciones naturales que conlleva la edad y la menopausia. Y el Dr. Sergio Oehninger y nuestro equipo de especialistas en fertilidad del Sher Institute de la ciudad de Nueva York está aquí para ayudarla a darse cuenta de que la maternidad aún puede estar en su futuro.

Cada vez más, las parejas y los individuos eligen retrasar la maternidad para enfocarse en la construcción de relaciones, la educación y las carreras antes de asumir la responsabilidad de un niño. Según el CDC, la edad de las mujeres que dan a luz ha aumentado constantemente en los últimos veinte años. De hecho, entre 1997 y 2015, los nacimientos de mujeres mayores de cincuenta años se han cuadruplicado en los EE. UU. Ciertamente hay ventajas para la maternidad de mayor edad, como la riqueza y la sabiduría que a menudo conlleva el tiempo.

Sin embargo, también existen distintos desafíos para concebir cuando la pareja femenina tiene más de 35 años, como los óvulos de menor calidad. La calidad de sus óvulos puede reducir las posibilidades de éxito para quienes intentan quedar embarazadas por su cuenta. Además de su edad, las posibilidades de una mujer de concebir con éxito a través de un tratamiento de fertilidad como la fertilización in vitro (FIV) se relacionan tanto con la calidad del óvulo como con la cantidad de óvulos (reserva ovárica). La calidad del óvulo está relacionada con la edad, y la cantidad de óvulos generalmente se puede predecir midiendo ciertos niveles hormonales en el tercer día de su ciclo menstrual. Las elevaciones en la hormona estimulante del folículo (FSH, por sus siglas en inglés) y el estradiol se asocian con una menor reserva de óvulos y tasas de éxito en general más bajas con la FIV en todos los centros de fertilidad. Hoy en día, la medición de la hormona antimulleriana (AMH) también es útil para predecir la reserva ovárica. La calidad del óvulo, por otro lado, equivale a la normalidad cromosómica del óvulo, y es imposible de evaluar antes de comenzar cualquier tratamiento, pero en general, cuanto más joven sea, mayores serán las probabilidades de colectar óvulos sanos para trabajar.

Muchas clínicas de infertilidad recomiendan o exigen un límite máximo de edad de aproximadamente 45 años para proceder con un tratamiento de FIV utilizando los “propios óvulos”. Sin embargo, los óvulos de donantes (mujeres donantes jóvenes) se usan comúnmente hasta alrededor de los 49 años, aunque algunos programas todavía lo harán después de los 50 años en circunstancias excepcionales en mujeres excepcionalmente sanas.

Es mejor consultar a su especialista en fertilidad acerca de su salud y bienestar reproductivo lo antes posible para conocer sus necesidades únicas de tratamiento. Es nuestro honor poder ayudarle a alcanzar sus sueños de crear o agregar a su familia ahora o en el futuro. Las mujeres que actualmente no están preparadas para quedar embarazadas, pero desean mantener su capacidad de quedar embarazadas más adelante, tienen la capacidad de buscar la congelación electiva de óvulos. Si planea retrasar el embarazo hasta más tarde o tiene más de 35 años, los expertos en fertilidad del Instituto de Fertilidad SHER en la ciudad de Nueva York pueden ayudarla a quedar embarazada cuando sea el momento adecuado para usted. ¡Solicita tu cita hoy!

  • El doctor Sergio Oehninger, especialista en infertilidad en Sher Fertility Institute Nueva York.  Tres décadas de experiencia en infertilidad y IVF, atención personal y dedicada, fluidez en inglés y español.