Aparte de la edad de la mujer, otro factor crítico en la FIV es el protocolo de estimulación ovárica a emplear. La correcta estimulación ovárica se asocia con la calidad y la cantidad de óvulos obtenidos.  No existe un protocolo de estimulación único que sea adecuado para todas las pacientes.  Las pacientes no deben tratarse como si fueran de “una talla para todos”. El protocolo de cada paciente para la estimulación de la FIV debe ser individualizado para tener la mejor probabilidad de éxito.

Las mujeres con disminución de la reserva ovárica pueden ser especialmente difíciles con respecto a la cantidad y calidad de óvulos obtenidos. La FIV con bajo estímulo, o FIV con estimulación mínima, es un procedimiento que consiste en la estimulación ovárica con medicamentos orales y de menor potencia (como ser el citrato de clomifeno -Clomid- y Letrozole) que las gonadotrofinas inyectables. La premisa es que es este método de estimulación puede ser más seguro que los regímenes de estimulación con gonadotropinas convencionales y tiene un éxito comparable. Muchos centros tienden a utilizar este enfoque, ya que cada ciclo aparenta ser menos costoso que los regímenes de estimulación convencionales.

El régimen de FIV de bajo estímulo es, de hecho, más seguro, pero al realizar una estimulación de dosis más baja, se reclutan y recuperan un número menor de óvulos, lo que en general disminuye la probabilidad de éxito. Si bien podría haber algún beneficio al usar este enfoque en grupos particulares de mujeres, no debería aplicarse universalmente. Aquí en el Sher Fertility Instituto, New York, hemos utilizado con éxito regímenes de estimulación mínima con letrozole en mujeres con reserva ovárica disminuida. Algunas de estas respondedoras pobres, por una razón desconocida, pueden tener una respuesta ligeramente mejor a las estimulaciones de dosis bajas que a un protocolo de estimulación convencional (usando dosis intermedias de gonadotropinas inyectables). Dicho esto, un número igual de mujeres responderá igual o mejor a otros regímenes como ser el uso de estrógenos previos al ciclo o lupron en forma de micro-flare.

Algunos beneficios de una dosis baja de estimulación con Clomid o Letrozole incluyen los siguientes:

  1. Una estimulación más leve puede reducir el estrés general en los ovarios y disminuirá el riesgo de síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO).
  2. Las mujeres que de otro modo no responden a los regímenes de estimulación convencionales pueden responder y, por lo tanto, tienen una posibilidad de embarazo, aunque menor (tasa de embarazo del 10-15%) a la esperada al obtener un mayor número de óvulos / embriones.
  3. Estos regímenes podrían ser beneficiosos para aquellas mujeres que están preocupadas por los efectos secundarios de las dosis altas de estimulación.

Algunas desventajas de llevar a cabo una estimulación de dosis baja con Clomid o Letrozol incluyen los siguientes:

1.Si bien Clomid puede ayudar en el desarrollo de múltiples folículos, tiene el efecto secundario indeseable de limitar el crecimiento del endometrio uterino. Este adelgazamiento del endometrio hace que el endometrio no sea óptimo para la implantación, por lo que muchos centros que usan Clomid para una estimulación mínima recomendarán que todos los embriones se congelen mientras el endometrio se recupera, y el paciente está programado para una transferencia de embriones congelados en una fecha posterior. Esto aumenta el costo y el estrés.

2. En la superficie, parece que el uso de Clomid o Letrozoel disminuye el costo de un ciclo de FIV. Sin embargo, dado que la tasa de éxito es más baja que con la FIV convencional, el número de ciclos/recuperaciones de óvulos típicamente requeridos para el éxito aumenta. Por lo tanto, el costo real de todo el ciclo de tratamiento (lo que significa 2-3 ciclos de FIV) aumenta significativamente. Cuando se considera esto, el costo asociado con la FIV con bajo estímulo puede ser significativamente más alto que la FIV convencional. Además, existe un costo emocional adicional muy real asociado con una tasa de fracaso mucho más alta con la FIV de bajo estímulo.

Por lo tanto, la estimulación mínima con Clomid o Letrozole tiene un lugar limitado en el arsenal de los protocolos de estimulación de FIV. En pacientes seleccionados, estos regímenes pueden, de hecho, ser exitosos. Pero los pacientes deben ser conscientes de que estos métodos a menudo requerirán múltiples ciclos de estimulación para obtener el mismo éxito que se observa con los métodos convencionales. Y con múltiples ciclos viene costo adicional.

Comuníquese con Sher Fertility Institute Nueva York al 646-792-7476 o haga clic aquí para programar una cita con uno de nuestros médicos de fertilidad. Nuestros especialistas en atención al paciente se comunicarán con usted dentro de las próximas 24 horas.

• El doctor Sergio Oehninger,  especialista en infertilidad en Sher Fertility Institute Nueva York, tiene tres décadas de experiencia en infertilidad y FIV, con atención personal y dedicada, y fluidez en inglés y español.