¡Caballeros! ¿Estás planeando comenzar una familia pronto? ¿Alguna vez has considerado tu salud de fertilidad?

El deseo de tener un hijo no está reservado para la pareja hetero “típica”. Ahora, más que nunca, hay más formas de lograr el sueño de la familia. En la comunidad LGBTQ, las parejas que exploran los diferentes caminos hacia la paternidad encuentran que hay opciones, ya sea donación de óvulos, donación de esperma, subrogación o adopción. A menudo, las parejas de varones homosexuales optan por la subrogación para tener una conexión biológica con su bebé. Pero la fertilidad masculina a veces se puede pasar por alto. Si surgen problemas durante los intentos de concebir, la cantidad de esperma, la calidad y la motilidad son muy probablemente las culpables. Aquí, Sergio Oehninger, MD, PhD del Sher Fertility Institute Nueva York analiza cinco formas de mejorar la fertilidad masculina.

Entonces, ¿qué puedes hacer si te enfrentas a la infertilidad masculina?

Un hombre que trata de abordar la infertilidad debe examinar su estilo de vida y asegurarse de que está tomando las decisiones correctas.

  1. Revise su estilo de vida: las sugerencias típicas como comer una dieta saludable y bien balanceada y hacer mucho ejercicio y dormir pueden jugar un papel muy importante en la fertilidad. Hacer ejercicio regularmente aumenta los niveles de testosterona y mejora la calidad del semen. Demasiada grasa corporal puede interrumpir la producción de hormonas reproductivas, lo que puede reducir el conteo de espermatozoides y aumentar el porcentaje de espermatozoides anormales. Una dieta de tipo mediterráneo es altamente recomendable. Estas dos cosas van de la mano y pueden hacer una gran diferencia.
  2. Reduzca o mejor elimine el consumo de alcohol: la ingesta de alcohol puede reducir los niveles de testosterona y perjudicar la calidad del semen … así que evite la hora feliz y trate de limitar el consumo de alcohol mientras intenta concebir.
  3. Aprenda a relajarse: el estrés puede interferir con ciertas hormonas necesarias para producir esperma y también puede disminuir la función sexual. El manejo del estrés puede ser tan simple como tomar una caminata, meditar, hacer ejercicio o pasar tiempo con amigos. Si eres un tipo experto en tecnología, echa un vistazo a la aplicación Calm.
  4. Modifique su dieta: agregue más alimentos ricos en antioxidantes a su dieta. Los antioxidantes reducen el estrés oxidativo que puede causar fragilidad del esperma y la mala calidad. Algunos de nuestros favoritos son: arándanos, moras, fresas, chocolate negro, nueces, alcachofas y especias como canela, clavo y orégano.
  5. Incorpore suplementos: hay bastantes vitaminas y suplementos que pueden reforzar sus iniciativas de salud cuando intenta aumentar la fertilidad. Las vitaminas C y E (antioxidantes) y la vitamina D pueden tener un impacto positivo en la calidad del esperma. Si la motilidad de los espermatozoides es baja, se pueden probar productos como la l-carnitina.

Ajustar su estilo de vida y cultivar hábitos saludables puede aumentar considerablemente la fertilidad masculina. Si ha adoptado las sugerencias mencionadas anteriormente y aún experimenta infertilidad, es posible que necesite más asistencia reproductiva. Puede revisar y discutir más a fondo con Sergio Oehninger, MD, PhD del Sher Fertility Institute Nueva York en Manhattan.

Comuníquese con Sher Fertility Institute Nueva York al 646-792-7476 o haga clic aquí para programar una cita con uno de nuestros médicos de fertilidad. Nuestros especialistas en atención al paciente se comunicarán con usted dentro de las próximas 24 horas.

• El doctor Sergio Oehninger,  especialista en infertilidad en Sher Fertility Institute Nueva York, tiene tres décadas de experiencia en infertilidad y FIV, con atención personal y dedicada, y fluidez en inglés y español.