La inseminación artificial es el proceso mediante el cual los espermatozoides procesados en el laboratorio ​​se inyectan directamente en el útero. Es comúnmente referido como IUI o inseminación intrauterina. Consideraciones importantes sobre la IUI son:

¿Por qué puede ser útil?

  • Primero, la IUI acorta el viaje para que los espermatozoides se encuentren con el óvulo dentro del tracto femenino. En segundo lugar, evita cualquier pérdida de esperma que pueda ocurrir después del coito y evita el contacto con las secreciones vaginales que normalmente son de naturaleza ácida y pueden dañar a los espermatozoides. En tercer lugar, puede pasar por alto un moco cervical hostil que algunas veces se observa en pacientes (secundario a inflamación o problemas hormonales).

¿Cómo se hace?

  • Después de la recolección, los espermatozoides se procesan inmediatamente en el laboratorio. Los espermatozoides se eyaculan como una mezcla de células y líquido llamado semen. El semen en sí no se puede inyectar en el útero porque puede causar dolor o infección. El laboratorio procesará la muestra recolectada para que esté lista para IUI de una de estas dos maneras: 1) lavado y centrifugación o 2) separación de gradiente. Al final de estos procedimientos, los espermatozoides se resuspenden en medio de cultivo (que tiene antibióticos), generalmente en un volumen de 250-500 microlitros y están listos para ser depositados en la cavidad uterina con un catéter flexible, en lo que debería ser un procedimiento indoloro y rápido en menos de 10 minutos en la oficina. Recomendamos un descanso de 10 minutos después de la IUI y luego los pacientes pueden continuar con su rutina.

¿Es seguro?

  • Un procesamiento adecuado de la muestra de semen es crítico para evitar la infección y maximizar la recuperación de los espermatozoides móviles en cada IUI. De ello se deduce que el laboratorio que realiza la IUI tiene que estar certificado y debe tener un programa interno validado de garantía de calidad, que está supervisado por organizaciones nacionales que otorgan las licencias pertinentes.

¿Quién puede beneficiarse de la IUI?

Recomendamos este método como un tratamiento primario para la infertilidad en algunos escenarios. El procedimiento puede usarse para muchos tipos de problemas de fertilidad, pero no para todos. Las posibilidades de éxito son mayores en los casos de: factor cervical (moco deficiente), factor masculino leve a moderado (anomalías leves en cuanto al recuento de espermatozoides o motilidad), o casos con infertilidad inexplicable. Tener las trompas abiertas es necesario y debe ser documentados por un HSG. Los factores masculinos más graves, la endometriosis y, por supuesto, la patología de las trompas y las adherencias pélvicas no se beneficiarán de la terapia con IUI y se manejan mejor con la FIV.

¿Cómo funciona el ciclo de IUI?

  • Supervisamos el ciclo mediante kits de ovulación, ultrasonido o análisis de sangre para asegurarnos de que esté ovulando y determinar el momento óptimo de la IUI. Entonces, su pareja deberá proporcionar una muestra de semen. Recomendamos que su pareja evite las relaciones sexuales de 2 a 4 días antes del procedimiento para tratar de maximizar el conteo de espermatozoides.

¿Es mejor un ciclo natural que usar medicamentos de estimulación de la ovulación?

  • Esto depende de las circunstancias. Prescribiremos estos medicamentos (es decir, clomid -un anti-estrógeno- o letrozole -un inhibidor de la aromatasa) cuando existen ciclos irregulares o anovulación, y en casos de infertilidad inexplicable. Las tasas de embarazo pueden ser más altas cuando se combina la estimulación de la ovulación con la IUI, pero tenga en cuenta que existe un riesgo de gestaciones múltiples. Es por eso que monitorear la respuesta con un ultrasonido es obligatorio para conocer la cantidad de folículos desarrollados en cada ciclo. Estos medicamentos son inocuos, pero pueden tener efectos secundarios. Casos de ovarios poliquísticos pueden requerir el uso de gonadotropinas inyectables.

¿Cuáles son las tasas de éxito de la IUI?

  • El porcentaje de parejas que quedan embarazadas después de un ciclo de IUI varía de 5 a 20 por ciento. Sin embargo, diferentes factores pueden afectar estas tasas de éxito, incluidos los problemas de fertilidad para hombres y mujeres, así como la edad. Estos son los índices de éxito de la inseminación por edad: mujeres menores de 35 años: 10 a 20 por ciento de probabilidades de quedar embarazadas durante un ciclo de IUI; mujeres entre 35 y 40: 10 por ciento de probabilidades de quedar embarazadas usando IUI cuando usan medicamentos para la fertilidad; y las mujeres mayores de 40: 5 por ciento de probabilidades de quedar embarazadas usando IUI con medicamentos para la fertilidad. Basándonos en la evidencia disponible, recomendamos una IUI por ciclo y un total de 3-4 ciclos de IUI para maximizar la llamada tasa de embarazo acumulativa (después de lo cual deberíamos pensar en la FIV).

Las parejas que eligen usar esperma de un donante (de un criobanco certificado) siguen recomendaciones similares y, en la actualidad, el esperma de un donante siempre se prepara congelado y listo para la IUI.  La tasa de éxito de la IUI con el esperma de un donante puede llegar hasta el 60% después de intentarlo durante 6 meses si no hay factores femeninos presentes.

En resumen, la IUI es un proceso de baja complejidad, con un costo relativamente bajo (a veces una compañía de seguros cubrirá una parte de los costos relacionados con la IUI), que requiere un control adecuado y un laboratorio certificado, y ofrece tasas de éxito discretas para algunos casos de infertilidad.

Comuníquese con Sher Fertility Institute Nueva York al 646-792-7476 o haga clic aquí para programar una cita con uno de nuestros médicos de fertilidad. Nuestros especialistas en atención al paciente se comunicarán con usted dentro de las próximas 24 horas.

• El doctor Sergio Oehninger,  especialista en infertilidad en Sher Fertility Institute Nueva York, tiene tres décadas de experiencia en infertilidad y FIV, con atención personal y dedicada, y fluidez en inglés y español.