La endometriosis es una condición crónica que afecta al 25-50% de las mujeres con infertilidad. Se caracteriza por la presencia de tejido endometrial fuera del útero, que afecta típicamente a otros órganos en la pelvis. El diagnóstico se realiza mediante exploración quirúrgica de la pelvis, generalmente mediante laparoscopia. Esta enfermedad se encuentra en el 30 a 80% de las mujeres con dolor pélvico (ASRM, 2006). El diagnóstico quirúrgico y el tratamiento de la endometriosis en mujeres con infertilidad es efectivo en mujeres con endometriosis más extensa; es de beneficio cuestionable en mujeres con endometriosis leve.

¿Por qué la endometriosis causa infertilidad?

Los mecanismos que causan infertilidad en mujeres con endometriosis son variados y no están científicamente probados. La endometriosis, particularmente en sus etapas más avanzadas, está asociada con el tejido cicatricial pélvico que puede distorsionar los ovarios y las trompas, causando así una disfunción y/o obstrucción de las trompas y afectando negativamente la liberación o la captación del óvulo por la trompa de Falopio. La endometriosis también puede afectar el entorno inmunológico, lo que afecta la calidad del huevo, el desarrollo del embrión y la implantación del embrión.

Endometriosis y las probablidades de éxito con FIV

Una pregunta común es si la presencia de endometriosis tiene un efecto significativo en el éxito de la FIV. Los estudios han reportado resultados mixtos, pero puede haber un efecto negativo en el número de ovulos, las tasas de fertilización, del desarrollo de embriones,  de la implantación y de embarazo. A pesar de estos efectos negativos, la FIV es el tratamiento de elección, particularmente en mujeres con endometriosis moderada a grave que no han respondido a otras opciones de tratamiento.

Algunos estudios han propuesto el uso de medicamentos que suprimen los efectos inflamatorios adversos de la endometriosis como parte del proceso de FIV, como el agonista de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRHa). Se han observado mejores resultados y éxito cuando se usa la supresión con un GnRHa durante un período prolongado antes de la estimulación ovárica.

¿Qué pasa si tengo endometrioma (s)?

Otra pregunta común es si los quistes ováricos asociados con la endometriosis (endometriomas) afectan los resultados de la FIV. Aunque controvertidos, los resultados del estudio han sido mixtos. Se recomienda que los endometriomas de menos de 3-4 cm no asociados con dolor pélvico se traten sin cirugía si es posible, ya que la extirpación quirúrgica puede comprometer la reserva ovárica. Por otro lado, los endometriomas grandes pueden afectar la capacidad del ovario para producir un número adecuado de huevos, lo que dificulta su recuperación (Oxford University Press, 2008). También existe el riesgo asociado de romper el quiste si se perfora inadvertidamente durante la recuperación del óvulo. Los factores que deben considerarse para la resección quirúrgica del endometrioma incluyen el tamaño del quiste, si hay dolor pélvico, edad y antecedentes de extirpación previa del quiste.

Comuníquese con Sher Fertility Institute Nueva York al 646-792-7476 o haga clic aquí para programar una cita con uno de nuestros médicos de fertilidad. Nuestros especialistas en atención al paciente se comunicarán con usted dentro de las próximas 24 horas.