Junto con la evaluación de la reserva ovárica de la mujer, la confirmación del estado ovulatorio y la normalidad del útero y las trompas (por histerosalpingografía), la evaluación del varón mediante el análisis de semen constituye la prueba más crítica que se debe realizar en una pareja que intenta concebir. Es importante conocer que:

  • La infertilidad masculina está presente en 30-50% de las parejas.
  • Es realmente inaceptable que las mujeres sean sometidas a diagnóstico y tratamiento sin un previo examen exhaustivo del semen.
  • El análisis del semen debe realizarse como una prueba inicial, para no retrasar el diagnóstico adecuado y someterse a tratamientos innecesarios e ineficientes.
  • El compañero masculino debe recibir una evaluación completa del semen por un laboratorio debidamente acreditado y con experiencia. La evaluación de rutina consiste en el llamado “análisis básico de semen”. En el Instituto Sher, este análisis se realiza con técnicas microscópicas por técnicos capacitados, también es asistido por computadora, según corresponda, y es supervisado por un director de laboratorio certificado por el CAP y la ABB Board. El análisis del semen consiste en la evaluación de (a) las características del semen, y (b) diversos parámetros de los espermatozoides.

Características del semen: estas son características importantes ya que pueden proporcionar información clínica valiosa, e incluyen, volumen del semen (normal más de 1,4 ml, un volumen bajo sugiere presencia de obstrucción del tracto masculino o problemas de eyaculación), viscosidad (si es excesiva puede denotar disfunciones de las glándulas accesorias, particularmente de la próstata), aglutinación (puede ser específica, indicativa de presencia de anticuerpos anti-espermáticos o no específica, debido a una contaminación bacteriana del semen), cambios en el pH (sugestivos de infecciones u obstrucciones) y presencia de bacterias y otras células no espermáticas (tales como células inmaduras indicativas de trastornos de la espermatogénesis) o leucocitos (que indican la necesidad de cultivos para descartar infección).

Parámetros de espermatozoides: los parámetros más críticos que ayudan al manejo clínico son la viabilidad, la concentración, la motilidad y la morfología de los espermatozoides. La Organización Mundial de la Salud (2010) ha establecido recientemente nuevos valores de referencia basados ​​en los límites más bajos (intervalos de confianza del 95% o C.I.) compatibles con el embarazo natural exitoso:

  • Viabilidad (% de espermatozoides vivos / totales)  58% (C.I. = 55-63)
  • Concentración (millones / ml) 15 x 106 / ml (C.I. = 12-16)
  • Motilidad total (progresiva + no progresiva,%) 40% (C.I. = 38-42)
  • Motilidad progresiva (%) 32% (C.I = 31-34)
  • Morfología (% forma normal según criterios estrictos) 4% (C.I.I = 3-4)

Comentarios: Nos basamos en las siguientes definiciones para el manejo clínico:

  • Bajo recuento u oligozoospermia: <20 millones de espermatozoides / ml
  • Baja motilidad o astenozoospermia: <50% de motilidad progresiva
  • Baja morfología o teratozoospermia: <4% formas normales

Ocasionalmente pueden observarse variaciones temporales significativas en los parámetros del semen. Es por lo que recomendamos un análisis repetido de las muestras de semen con parámetros anormales para determinar si la (s) anormalidad (es) son persistentes.

Las anormalidades de la forma de los espermatozoides (morfología) se observan con frecuencia. Debe notarse que la morfología baja o pobre se define en el rango de 0-4% de formas normales. Se estima que la odds ratio (chance) de infertilidad para los pacientes con morfología pobre como única anomalía puede alcanzar hasta 3.7 (más de 3 veces mayor probabilidad de infertilidad). Aunque se han reportado como causantes algunos factores como infecciones, fiebre alta, uso de drogas ilícitas, consumo excesivo de alcohol, varicocele, exposición a toxinas ambientales y solventes orgánicos, así como a fumar, no se ha encontrado una etiología definida conocida para la morfología anormal de los espermatozoides, y como consiguiente no hay remedios conocidos.

En ausencia de afecciones médicas en el varón (deficiencias hormonales, infecciones) o quirúrgicamente tratables (varicocele, algunas obstrucciones), las parejas con una o más deficiencias de espermatozoides a menudo pueden tener éxito al usar inseminaciones intrauterinas (IUI). En nuestra experiencia, la terapia con IUI es significativamente más eficiente cuando el recuento de espermatozoides móviles por eyaculado es mayor de 10 millones. Las IUI deben limitarse a 3-4 ciclos.

Si no tiene éxito, o si el factor masculino es más grave desde el inicio, o si hay factores femeninos asociados, entonces la FIV aumentada con la inyección intracitoplasmática de espermatozoide (ICSI) es el tratamiento de elección. Casos de ausencia completa de espermatozoides en el eyaculado (azoospermia, de origen obstructivo o no obstructivo) se pueden tratar con éxito mediante una combinación de aspiración de espermatozoides del testículo o biopsia e ICSI.

En la actualidad, la atención también se ha centrado en el análisis de la fragmentación del ADN en los espermatozoides. Nuestro laboratorio puede evaluar esta anomalía con el Halotest. Una tasa de aumento de la fragmentación del ADN puded estar asociada con una función deficiente de los espermatozoides, lo que puede dar como resultado una baja fertilización o un desarrollo anormal del embrión. Nuestro laboratorio utiliza la técnica de PICSI para separar los espermatozoides sin fragmentación de ADN en el momento de ICSI, para tratar de mejorar los resultados.

Bibliografía recomendada

Guzick DS, Overstreet JW, Factor-Litvak P, Brazil CK, Nakajima ST, Coutifaris C, Carson SA, Cisneros P, Steinkampf MP, Hill JA, Xu D, Vogel DL; National Cooperative Reproductive Medicine Network. Sperm morphology, motility, and concentration in fertile and infertile men. N Engl J Med. 2001 Nov 8;345(19):1388-93.

Kruger TF, Acosta AA, Simmons KF, Swanson RJ, Matta JF, Oehninger S. Predictive value of abnormal sperm morphology in in vitro fertilization. Fertil Steril. 1988 Jan;49(1):112-7.

Morshedi M, Duran HE, Taylor S, Oehninger S. Efficacy and pregnancy outcome of two methods of semen preparation for intrauterine insemination: a prospective randomized study. Fertil Steril. 2003 Jun;79 Suppl 3:1625-32.

World Health Organization. WHO laboratory manual for the examination and processing of human semen (5th ed.). Geneva (2010)

Oehninger S. Clinical management of male infertility in assisted reproduction: ICSI and beyond.

Int J Androl. 2011 Oct;34(5 Pt 2):e319-29

Oehninger S. Sperm DNA fragmentation testing: ready for prime time? Transl Androl Urol. 2017 Sep;6(Suppl 4):S385-S388.